© schwede-photodesign/stock.adobe.com

Bruselas no se caracteriza por ser una de las capitales gastronómicas de Europa. Sin embargo, te estamos seguros que te sorprenderán muchos de sus platos tradicionales. Y es que la comida belga va más allá de las patatas fritas, la cerveza y el chocolate.

A continuación, te mostraremos algunos ejemplos de lo que podrás conseguir consigues en un restaurante de Bruselas. Al final del post, te recomendamos las mejores zonas donde comer en Bruselas.

 

  • Consejo: la tarjeta Brussels Card incluye descuentos en restaurantes y experiencias gastronómicas.

Qué comer en Bruselas

Mejillones

© Darren Baker/stock.adobe.com

Los belgas adoran los mejillones (moules) y los hacen de mil maneras diferentes. La forma más tradicional de prepararlos es al vapor, aunque también están por ejemplo los “moules poulette” (vino blanco, perejil y tomillo) o los “moules à la snob” (champagne y tomillo). Se acompañan siempre con patatas fritas.


Patatas fritas

© mubus/stock.adobe.com

Las llamadas “frites” son uno de los platos más comunes de Bruselas. Tan comunes son, que hay infinidad de puestos por la calle donde venden las patatas fritas en un cono de papel y te las puedes ir comiendo según paseas.

Si bien muchos países se disputan este invento, Bélgica se afirma como el creador de las populares “frites”, manjar que se come por si solo. Eso sí, siempre acompañado de alguna salsa.

Se dice que la famosa “friterie” en frente de la Iglesia de Saint Josse prepara las mejores patatas fritas de Bruselas. La encontrarás en Chaussée de Louvain 99, en el barrio de Saint Josse.


Stoemp

© FomaA/stock.adobe.com

El Stoemp es un plato originario de Bruselas que consiste en un puré de patatas con verduras acompañado de una salchicha tipo weisswurst. También puede servirse con bacon, morcilla, carne o huevo frito.

Desde luego, es una opción contundente si viajas a Bruselas en invierno.


Chicons au gratin

© ALF photo/stock.adobe.com

La gastronomía flamenca tiene influencias tanto francesas como alemanas y los chicons au gratin son un ejemplo. Se trata de endivias que vienen recubiertas por unas lonchas de jamón, todo ello gratinado al horno con queso fundido y nata.


Waterzooi

© Fanfo/stock.adobe.com

El waterzooi es uno de los platos más tradicionales de la región de Flandes y uno que se sirve en grandes ocasiones. Consiste en un estofado de pollo o de pescado con verduras, con zanahorias, puerros, patatas, hierbas, huevos, nata y por supuesto, mantequilla.


Carbonnades flamandes

© Fanfo/stock.adobe.com

La carbonada flamenca podría considerarse como uno de los platos estrella en Bélgica. Es un plato de ternera estofada en cerveza y chocolate, aunque también se prepara con muchas otras variantes. Desde luego, también viene acompañado de patatas fritas o puré.


Filet americain

© ALF /stock.adobe.com

El filet américain es uno de los pilares de la gastronomía belga, al mismo nivel que los famosos mejillones. Se trata de una versión parecida al steak tartar que lleva es su preparación tradicional carne cruda condimentada con vinagre, huevos, cebollas, alcaparras, ajo, mayonesa y tabasco.

Va acompañado de patatas fritas y debes tomártelo siempre con una refrescante cerveza belga.

Gofres belgas

© ludmilamaia/stock.adobe.com

Las gofres (gauffres en francés, waffles en flamenco) son un delicioso postre que no debes dejar de probar en Bruselas.

Existen dos tipos:

 

  • Gofres de Bruselas: son más grandes, con más masa y blandas. Curiosamente las que menos se encuentran.
  • Gofres de Lieja: son las más corrientes. Son más pequeñas y crujientes. A veces se sirven con azúcar glas por encima o incluso chocolate fundido.

Los precios de los gofres van desde los 1.5€ hasta los 3 o 4€, en función de donde los estés tomando. Lo más económico es comprarlos en algún puesto ambulante, de los que hay muchos por las calles de la Grand Place.

Chocolate belga

© Blacky/stock.adobe.com

El chocolate belga es reconocido en todo el mundo por su alta calidad y su enorme variedad.

Entre las marcas más conocidas destaca sin duda Godiva. Es una de las mejores marcas y también de las más caras. Entre otras marcas más asequibles destacamos Leonidas, Guylian y Neuhaus.

En el barrio de Sablon puedes encontrar tiendas de maestros chocolateros que se salen de las marcas más tradicionales y son más exclusivos.


Cervezas en Bruselas

© PackShot/stock.adobe.com

Bélgica es uno de los países donde la cerveza forma parte de la cultura propia. La cerveza belga, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, tiene más de 1100 marcas y se estima que los belgas la consumen a una media de 100 litros al año.

Con un proceso de elaboración que se ha venido perfeccionando por siglos, la cerveza belga se sitúa entre las mejores del mundo. Algunas de las marcas más famosas son la Stella Artois, Zot Blond, Chimay, Leffe, Duvel o la Kriek.

La Ruta de la Cerveza

Son muchos los sitios donde puedes descubrir la cerveza local, aunque si te interesa el tema, te recomendamos participar en la Ruta de la Cerveza. A lo largo de 3 horas, podrás degustar varios tipos de cerveza y visitar varias fábricas para descubrir todos los detalles de su preparación.

 

Tour de la Cerveza de Bruselas


Mejores zonas para comer en Bruselas

© nataliaderiabina/stock.adobe.com

Te recomendamos los mejores zonas de Bruselas para comer.

 

  • Grand Place: La Grand Place es el sitio más turístico de Bruselas. Pero aún así, existen buenos restaurantes para comer en la misma plaza.
  • La rue des Bouchers: o calle de los carniceros también es de obligado paso si estás por la zona con ganas de comer.
  • Place Saint Gery: muy cerca de la Bolsa de Bruselas encontrarás un barrio repleto de lugares donde comer, a menudo asiáticos.
  • Place Sainte Catherine: la plaza de la Iglesia de Sainte Catherine ofrece restaurantes especializados en pescados y mariscos.
  • Plaza Saint Boniface: ofrece un ambiente joven y agradable para comer o cenar. Aquí los restaurantes son internacionales y puedes encontrar comida española, italiana, japonesa o belga.

Para tus desayunos recomendamos una cadena llamada Exki. Dispone de comida muy variada y tiene unos desayunos con café y croissant a precios razonables. Es un buen lugar para comer a buen precio si no te gustan las cadenas de comida rápida.

Horarios de la comida en Bruselas

Al contrario de otras ciudades españolas como Madrid o Barcelona, el horario del almuerzo o la comida en Bruselas es entre las 12:00 y las 13:00 horas. La cena suele empezar alrededor de las 19:00 horas.

Si has pensado comer en un sitio concreto, asegúrate de verificar el horario. Es posible que a las 22:00 horas encuentres que el restaurante está a punto de cerrar.

Opciones gastronómicas en Bruselas