Muchos taxistas suelen ofrecer tarifas fijas por pasajero alrededor de los 25 euros por persona. De esta manera, si viajas solo, puedes viajar en un taxi con otros pasajeros a un precio bastante aceptable.